Metallica – One (1988)

One es única, una leyenda. Es dura y cerebral y al escucharla nos produce un efecto duradero pues su combinación de marea musical y lírica implacable es simplemente inolvidable. Metallica en su mayor expresión.