Roxy Music – Oh Yeah (1980)

Roxy Music Flesh+Blood album
Flesh+Blood

Hay canciones de las que uno se enamora de inmediato y las escuchas tanto que se vuelven parte de la banda sonora de tu vida. Este es mi caso con Oh Yeah de Roxy Music. Una dulce y tersa balada del álbum Flesh+Blood lanzado en 1980. Narra el amor de verano de una pareja a lo largo de tres estrofas que a su vez son viajes en un automóvil.

En la primera se están conociendo. La expresión en los ojos de ella lo toma por sorpresa y se queda asombrado de lo que está empezando a sentir. Se preguntan cómo pueden ir a ver una película a un cine cuando la música está con ellos en el carro. Es en ese rato que se flechan y comienza su relación romántica. Oh Yeah se escucha en la radio y se vuelve su canción.

En el segundo viaje narran cómo a lo largo de todo el verano su amor crece cada vez más en cada recorrido que hacen en el vehículo. Van al cine, él la lleva de regreso a su casa. Conducen día y noche para estar juntos. Oh Yeah suena nuevamente y los acompaña en su idílica sintonía amorosa. Al final de esta estrofa se despiden y él cuenta que cada uno sigue su propia vida, pero la suya queda sin rumbo y se pregunta qué hará ahora.

En el último de los viajes él ya va solo al cine. Enciende la radio y una vez más hay una banda tocando música. Es nuevamente Oh Yeah y el sonido de las guitarras hace que no se noten sus lágrimas.

Roxy Music band
Andy Mackay, Bryan Ferry y Phil Manzanera.

Todo esto lo escuchamos de la especial voz de Brian Ferry, que canta con ternura y melancolía la agridulce historia de la joven pareja. Es un tema diferente a lo que Roxy Music había lanzado anteriormente. Sus canciones siempre habían sido más experimentales y tenían un fuerte elemento de elegante decadencia, rasgo que se reflejaba en su imagen también. En Flesh+Blood los escuchamos más recatados y sosegados, pero siempre interpretando su música de gran calidad. Oh Yeah nos toma de nuestras fibras más sentimentales desde el comienzo, con un diálogo entre el piano y la guitarra que nos eleva a otro plano donde el tiempo pasa más lentamente. A lo largo de la misma hay detalles interpretados por un teclado que le dan un aire relajado, luego viene el calmado y corto solo de guitarra por Phil Manzanera, antes del adiós de los enamorados. Unas claras notas del bajo y el saxofón de Andy Mackay nos preparan para el final, que nos pinta con sus acordes la despedida de los novios. En conjunto tiene una atmósfera de paz en la que nos podemos sumergir y perder para flotar y desconectarnos del mundo.

Si en algún momento necesitas una canción para refugiarte, Oh Yeah sería una de mis mejores sugerencias.

Antonio Chico 2018

2 comentarios en “Roxy Music – Oh Yeah (1980)

  1. Pingback: Concrete Blonde – Joey (1990) – Música y oxígeno

  2. Pingback: Brian Eno – Ambient 1: Music For Airports (1978) – Música y oxígeno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s