The Regrettes – Hey Now (2017)

Todas las letras tienen una dulce aspereza que resulta refrescante en contraste con tantas composiciones musicalmente intrascendentes  y vacuas que actualmente nos sofocan.

The Cars – Just What I Needed (1978)

La voz de Orr es única, dulce y sugestiva. Le confiere a la canción una atmósfera de relajada confianza que nos hace pensar que poseía una gran capacidad de persuasión.

Bonnie Tyler – Total Eclipse Of The Heart (1983)

Lleva dentro de sí un drama que sale a flor de piel conforme progresa, sentimos cómo ella está derramando todo su sentir en cada nota, desde una pasión extrema hasta la lánguida plegaria en la que clama a su amor que la vea.

Diane Warren, la compositora de muchas de tus canciones favoritas

A pesar de la cantidad de rechazos y pobreza que sufrió a lo largo de su carrera musical, perseveró hasta llegar a donde está. Ahora es una de las compositoras más importantes del mundo.

Chicago – Look Away (1988)

Una power ballad cantada con gran convicción y entrega. Es posible sentir el dolor del protagonista pues él la sigue amando, pero sabe que es imposible volver con ella. A pesar de eso, anhela tenerla de nuevo entre sus brazos.

Lost Horizon – Highlander (The One) (2003)

Como buen Power Metal, es rápido y acelerado, con una embestida constante de parte de todos los instrumentos, pero que nos infunde una frescura igual que la brisa mañanera de un tupido bosque, acompañado de la angelical voz de Heiman.

Baroness – Chlorine & Wine (2015)

El regreso triunfal de una banda que estuvo a punto de desaparecer, pero la determinación y tenacidad de sus miembros restantes lograron no sólo sacarla adelante, sino también dar una lección de superación.