Sammy Hagar – Give To Live (1987)

Ocasionalmente hay joyas musicales que se pierden en el inmenso océano de canciones que son lanzadas, pero por fortuna Give To Live de Sammy Hagar perdura y podemos seguirla disfrutando.

Mötley Crüe – Don’t Go Away Mad (Just Go Away) (1989)

Dr. Feelgood forma parte de la mejor temporada que tuvo el glam metal, que para entonces estaba cerca de su final a manos del grunge. Un álbum variado y accesible para muchos, aunque no tengan la sensibilidad innata hacia el género musical al que pertenece.

Blues Pills – High Class Woman (2014)

Este torbellino musical nos envuelve, tiene un espíritu de libertad que se contagia y nos vuelve adeptos a su filosofía. Dan todo en sus canciones y es palpable la convicción que tienen para crear su música, que es orgánica y sincera.

Volbeat y su magistral unión entre rockabilly y heavy metal

Volbeat y su magistral unión entre rockabilly y heavy metal. Su música es un equilibrio maravilloso entre pesado y accesible.

Barón Rojo – Rokero Indomable (1983)

Metalmorfosis es un sólido álbum de rock duro español que presenta una muestra de lo mejor que ese país produjo durante la década de los 80s. Hará feliz a cualquiera que guste del hard rock y del heavy metal tradicional.

Bon Jovi – Born To Be My Baby (1988)

Born To Be My Baby. En parte es como una balada romántica, sólo que al ritmo más fuerte de una canción de hard rock. Un éxito inolvidable de Bon Jovi.

Alice Cooper – Trash (1989)

El regreso de uno de los grandes del hard rock.